Un Tribunal Federal vinculó a proceso a Lidy Alejandra Sandoval López, hija del ex gobernador del estado de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, por su presunta responsabilidad en el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Rodolfo Munguía Rojas, magistrado del Primer Tribunal Unitario del Vigésimo Cuarto Circuito, revocó la resolución dictada por un juez de control del Centro de Justicia Penal Federal en Tepic, Nayarit, quien rechazó vincularla por lavado de dinero.

Funcionarios judiciales indicaron que la Fiscalía General de la República (FGR) interpuso un recurso de apelación, y el magistrado determinó la semana pasada que hay datos de prueba para presumir que Lidy Alejandra es probable responsable del mencionado acto ilícito por la adquisición de tres inmuebles de 2009 a 2017.

A diferencia de su padre, Lydi Alejandra enfrentará su proceso en libertad, ya que sólo se le impusieron medidas cautelares, entre ellos la portación de un brazalete electrónico y una fianza de un millón y medio de pesos.

El 11 de junio, Roberto Sandoval fue vinculado a proceso por el presunto delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, mientras que a su hija Lidy Alejandra se dictó auto de no vinculación; ambos fueron aprehendidos en un inmueble que se localiza en las inmediaciones del municipio de Linares, Nuevo León.

El operativo fue coordinado por la FGR, en el cual participó personal de la Coordinación Nacional Antisecuestro (CONASE), de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Tras ocho meses de seguimiento se dio cumplimiento a la orden de aprehensión. Los trabajos de investigación permitieron identificar al menos 40 domicilios en las entidades de Nayarit, Jalisco, Nuevo León, Estado de México y Ciudad de México, donde se presumía que podían estar ocultos.

Fuente: Milenio