LA JORNADA

Papalotes artesanales, 2018, de Francisco Toledo, creados en colaboración con el Taller Arte Papel Vista Hermosa de San Agustín Etla, Oaxaca, destacan entre las obras del artista incluidas en la muestra ‘Toledo ve’. Foto cortesía del museo

Ciudad de México. El Museo Nacional de Culturas Populares presenta una exposición individual de Francisco Toledo que reúne más de 600 piezas entre bocetos, prototipos, modelos y objetos intervenidos, así como creaciones múltiples y únicas.

En la muestra Toledo ve, que hoy se inaugura, el visitante se adentrará en el universo creativo del artista y conocerá diversas etapas de producción de la amplia gama de bienes funcionales que ha diseñado en varias décadas.

Lluvia Sepúlveda Jiménez, directora del museo y autora del texto que acompaña a la exhibición, sostiene que Toledo ha diluido los límites de diversos campos del conocimiento y la creación artística, ha vuelto porosas las fronteras entre las artes visuales, la literatura, el diseño, la artesanía, la arquitectura, el juego, la enseñanza, el activismo social y la ecología.

‘‘Y en ese camino, además de su obra plástica, ha realizado numerosos objetos utilitarios y decorativos que abrevan en las técnicas o tradiciones artesanales de los pueblos indígenas, exaltando las cualidades de los materiales –texturas, den-sidades, plasticidad o colores.”

Añade que el creador habla el idioma del metal, el barro, el papel, el vidrio, la madera, el cuero, el textil y de tantos otros elementos que la tierra entrega para crear objetos que hermanan la utilidad con la belleza, los cuales se pueden ver y tocar, y al mismo tiempo usarse y admirarse.

Colaboración con artesanos

Francisco Toledo ingresó en el Taller Libre de Grabado de la Escuela de Diseño y Artesanías fundada por el pintor José Chávez Morado –hoy Escuela de Artesanías del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL)–, institución pionera en la enseñanza del diseño como una profesión que continúa impartiendo estudios técnicos en cerámica, ebanistería, metales, esmalte, joyería, orfebrería, textiles, vitrales y estampado, enfocados hacia su aplicación en espacios arquitectónicos.

Sepúlveda Jiménez afirma que en esa temprana formación también se apuntala el interés del maestro por los cruces entre la arquitectura, el diseño, la artesanía y las artes visuales.

Francisco Toledo traduce su mirada creativa en objetos de la vida cotidiana, en diseños con sentido y con una función directa entre elser humano y el mundo que lo rodea; en ello reside su verdadera belleza.

Es importante mencionar que los diseños creados por Toledo le han permitido colaborar con varios talleres artesanales, por ejemplo, de herrería, de loseta artesanal, afelpado, papel de fibras naturales y orfebrería, entre otros.

Gracias a esas intervenciones varios de ellos se han mantenido, como Arte Papel Vista Hermosa y el de Afelpado, ambos se encuentran en la comunidad de San Agustín Etla, Oaxaca. Los fondos que han resultado de esas colaboraciones el artista los ha destinado para solventar, en gran parte, varias iniciativas educativas y culturales en los institutos que fundó en Oaxaca.

Además de la muestra, organizada en colaboración entre la Secretaría de Cultura federal yla Dirección General de Cultu-ras Populares, Indígenas y Urbanas, por conducto del Museo Nacio-nal de Culturas Populares y el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, habrá actividades académicas, escénicas, talleres y visitas guiadas que serán anunciadas en redes sociales y en el sitio electrónico del museo: museoculturaspopulares.gob.mx/.

La exposición Toledo ve seinaugura hoy a las 19 horas en la sala Guillermo Bonfil Batalla del Museo Nacional de Culturas Populares (Hidalgo 289, colonia Del Carmen, alcaldía de Coyoacán). El costo de entrada es de 15 pesos y podrá visitarse de martes a domingo de 10 a 20 horas.