En la conferencia de prensa matutina de Andrés Manuel López Obrador, Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, detalló que los acuerdos a los que se llegaron en el tema de tarifa y migración, con Estados Unidos, fueron los más difíciles en la tensa negociación que se realizó en Washington tras la amenaza de Donald Trump de imponer aranceles a productos mexicanos.

“Nuestro objetivo primordial fue separar las dos esferas: el tema de comercio y la migración. EU sostiene que el número de personas que llegan allá tan solo en el mes de mayo fue de 140 mil personas y, a fines de este año, se estimaría que serían un millón 600 mil”, explicó Marcelo Ebrard, durante la ya tradicional conferencia de prensa matutina del presidente López Obrador. 

‘Lo que cuenta en política es mantener principios y resultados’… AMLO pasó días complicados por aranceles 

El canciller estimó que entrar a una guerra comercial con EU costaría al país incrementar el IVA de golpe 10% en términos de condiciones de vida, “se perderían un millón 200 mil empleos, el PIB tendría una caída de más de un punto y habría sin duda, una crisis económica”.

Ebrard dijo que lo que Estados Unidos propuso, en cuanto al tema de migración, fue que México se convierta en un país de asilo y no el país norteamericano. El funcionario detalló que se busca que estas medidas tengan éxito y si no es así se buscará volver a sentarse a discutir, invitando a países como Guatemala, Panamá, Brasil ya que se trata de un tema continental. 

“Si los acuerdos no funcionan y hay que tomar otras medidas, como hablar con varios países, tendré que ir al Senado y decir que las medidas no funcionaron ya que esa nueva decisión no se debe de tomar por parte del ejecutivo”, sostuvo.

Fuente: Vanguardia