Ezequiel Gutiérrez Heredia, delegado federal de la Secretaría de Bienestar, en Ensenada, quien publicó sin autorización en un grupo de jóvenes y políticos de ese partido la fotografía de una integrante de Morena en traje de baño, no será despedido.

De hecho, sólo tendrá que asistir a un curso de respeto a Derechos Humanos con énfasis en violencia política, y afrontará una sanción que le impondrá su jefe, Jesús Alejandro Ruiz Uribe, delegado de los Programas de Bienestar en Baja California.

Las compañeras de la víctima de Ezequiel Gutiérrez, de nombre “Denise” y una de las coordinadoras de gestión social en Ensenada de Jaime Bonilla Osuna, candidato a la gubernatura de la coalición Juntos Haremos Historia en Baja California, revelaron a Proceso que es lo que ellas pidieron: una disculpa pública y que asista al taller de derechos humanos.

Pero Ruiz Uribe adelantó que todos los funcionarios de la delegación estatal de Bienestar serán ampliamente capacitados en derechos humanos con relación a género y violencia política, y que a partir de ello quien cometa ese tipo de faltas será despedido.

En entrevista con la cadena de televisión PSN en Tijuana, propiedad de Jaime Bonilla, Ruiz Uribe manifestó que verificó si la fotografía que su empleado distribuyó ilícitamente en el grupo de trabajo de jóvenes y políticos de Morena -vía Whatsapp-, contenía algún comentario o frase de connotación sexual.

“Parece que no, por lo que pudimos investigar”, dijo el funcionario federal. 

Afirmó que la falta de Gutiérrez Heredia “ha causado bastante revuelo, sobre todo en la ciudad de Ensenada”, y que una persona “común y corriente” puede equivocarse y la sanción que reciba por ello es la crítica que otros puedan hacer de ella en las propias redes sociales. 

“Pero un funcionario público no lo puede hacer, y los (servidores públicos) de la Secretaría federal de Bienestar, y todos los de Baja California, deben tener claro que no pueden tomar ese tipo de acciones que merecen una sanción.” 

Fue entonces que anunció que aun cuando él no solicitará al transgresor su renuncia. “sí debe de tomar un curso de derechos humanos de carácter obligatorio.” 

Agregó: “Vamos a escuchar y atender con claridad la solicitud que hacen estas militantes de la causa feminista. Vamos a organizar un curso de derechos humanos, uno más porque nosotros ya organizamos uno para todos los funcionarios de la secretaría en colaboración con la Comisión Estatal de Derechos Humanos que fue muy rico, pero parece que hace falta hacer más el acento en el tema de la violencia política que se puede tomar desde el poder.” 

Después, en su página en Facebook, el funcionario hizo el siguiente comentario: 

“La humanidad vive un momento en el que se están construyendo nuevos valores y reconociendo derechos fundamentales que antes eran soslayados. Es el caso del derecho a la privacidad y a la no cosificacion de la mujer como objeto sexual. Dicha construcción no está exenta de un rico debate que a algunos puede confundir y hacerlos resbalar con acciones que pueden ofender la dignidad de las personas. 

“Por eso, y para que ningún funcionario público federal vuelva a equivocarse de tan fea manera, es que serán ampliamente capacitados en la materia. Sin más. Sobre advertencia no hay engañó. Al funcionario que a partir de hoy vuelva a incurrir en este tipo de conductas, se le pedirá la renuncia”. 

El artículo 211 Bis del Código Penal Federal relativo al delito de Revelación de Secretos, que no ha sido armonizado con el Código Penal de Baja California desde 2016, establece:

“A quien revele, divulgue o utilice indebidamente o en perjuicio de otro, información o imágenes obtenidas en una intervención de comunicación privada, se le aplicarán sanciones de seis a doce años de prisión y de trescientos a seiscientos días multa”.

Y en su portal en internet la Secretaría de Gobernación invita a la población a reportar y denunciar la difusión de imágenes íntimas sin consentimiento de las mujeres, “por ser una forma de violencia sexual y de violencia en línea contra las mujeres que afecta principalmente a mujeres jóvenes, de entre 18 y 30 años”.

“Denise” y las mujeres de Morena que protestaron en un video por los hechos, entre ellas Miriam Cano Núñez, candidata a la diputación de Juntos Haremos Historia en Baja California, no han dicho si llevaran el caso a la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena, a la Comisión Estatal de Derechos Humanos o al Ministerio Público del Fuero Federal para la presentación de quejas y una demanda de investigación penal, respectivamente.

Fuente: Proceso