La decisión de Donald Trump sobre la empresa china Huawei podría significar que la Casa Blanca se dé un disparo en su propio pie, ya que sumar en su lista negra a la fabricante de dispositivos de telecoms podría costarle el empleo a miles de estadounidenses.

Así lo advirtió la china Huawei este miércoles, en momentos en que encara a la administración Trump para no se incluida en el listado de entidades con las que las firmas estadounidenses no pueden negocios sin buscar primero el permiso del gobierno. 

En una conferencia de prensa, en Shenzhen, un portavos legal de Huawei, Song Liuping, advirtiendo que tal prohibición sería resentida por la industria estadounidense, afectando no sólo a millones de usuarios, sino también a miles de fuentes de trabajo en suelo norteamericano: «Esta decisión amenaza con dañar a nuestros clientes en más de 170 países, incluidos más de 3 mil millones de consumidores que usan productos y servicios de Huawei en todo el mundo», dijo Song, según declaraciones rescatadas por BusinessInsider. 

«Al evitar que las compañías estadounidenses hagan negocios con Huawei, el gobierno perjudicará directamente a más de 1,200 compañías estadounidenses. Esto afectará a decenas de miles de empleos estadounidenses», agregó. 

En la misma conferencia, anunció que la compañía estaba intensificando los esfuerzos en una demanda que presentó contra los Estados Unidos en marzo, objetando la prohibición del gobierno de que el personal militar y oficial usara dispositivos de Huawei, argumentando que es inconstitucional.

Fuente: Forbes